viernes, 13 de abril de 2012

¡Socorro...! Series - Capítulo 3

Aviso: Ya nos vamos conociendo; así que resumiré. Blahblah experimental blahblahblah café. Ah sí, lo importante: Este post está más bien dirigido al lolinovier de turno sin demasiada experiencia en este mundo. Los cónyuges más curtidos, los que participado en actividades lolitiles con sus parejas, quizá encuentren estos consejillos algo redundantes y es posible que cumpliendo esta misión no suban de nivel. ¡Pero léanlos de todos modos! Que como digo siempre, si no les hace gracia, al menos se pueden reír del autor. Este post está lleno de muuuchas exageraciones divertidas, avisados quedan.

Entradas anteriores:
Capítulo 1 - La gran noticia


Keep Calm and Go to the Tea Party
Traducido al castellano (aproximadamente) como El Fino y Ancestral Arte de Cómo Mantener a tu Lolinovio Entretenido, Feliz, Limpio e Integrado, el nuevo best-seller de Kudecésar Millán, el Encantador de Lolinovios.


Cuando uno piensa en tea parties piensa, inevitablemente, en teteras, dulces, corrillos de animadas charlas, divertidas actividades, en un alto número de lolitas por metro cuadrado y en pomposidad. Kilómetros de pomposidad. Hectáreas, realmente. Toneladas y toneladas cúbicas de volumen. Suficientes como para ahogar a la totalidad de la población de China (zanjando así el drama con respecto a Mr. Yan).

Aunque hay pruebas fehacientes de que quizá no estoy exagerando demasiado (baaahahahaha), lo cierto es que de entre todas las citas importantes a las que puede asistir una lolita a lo largo del año, las tea parties están entre las más señaladas. Se crea un clima especial, ¿verdad? Eligen el conjunto desde que se enteran. Empiezan a arreglarse un siglo antes. El olor del almidón listo para inflar los pettis inunda el ambiente. A falta de dos horas ponen la ropa sobre la cama, algo no les cuadra y cambian tres cuartas partes del coordinate. Y ellas, incluso las más veteranas, se pueden volver un manojo de nervios en cuestión de segundos.

Por tanto, cuando veas a tu montón de capas de ropa favorito entrar en modo torbellino, ¡no entres en pánico! Es muy fácil canalizar esos nervios que genera tu amadísima loli para transformarlos en una fuerza productiva, la cual (con un poco de suerte) ayudará a mejorar su experiencia en estos días tan señalados del calendario: Estos pósters que están tan de moda de Keep Calm... Harías bien en tatuártelos en la frente. Ante los nervios, una actitud zen es tu mejor aliada (y algún que otro ejercicio de respiración, cosa que recomiendo sin sarcasmos de ningún tipo). Si tu chica está nerviosa por cualquier cosa, evita contribuir a su nerviosismo mostrándote tú de la misma forma que ella. ¡Sé asertivo y participa aportándole tu punto de vista a sus cuestiones!

¿Pero cómo lo hago, Kude? Sólo soy un simple lolinovio sin experiencia, ¡y nunca he ido a una tea party! ¿Ahí qué se hace, aparte de beber té? Si ni siquiera me gusta el té, aunque me gusta extrañamente la palabra lolinovio
Qué actitud tan negativa, ¡el té tiene muchas propiedades!

Debes saber lo siguiente: Una tea party es una actividad que se celebra periódicamente, bastante popular en la comunidad Lolita. Existen tea parties a nivel local, nacional e internacional. Las tea parties de ámbito local y nacional suelen ser reuniones regulares, organizadas generalmente por comunidades o colectivos; las internacionales, algo más esporádicas, están organizadas por marcas de ropa, complementos y diseños Lolita, como la conocida tea party de la marca Baby The Stars Shine Bright.

Ya que le hablo al lolinovio estándar que anda algo perdido, me centraré, sobre todo, en las tea parties de ámbito local. Estarán organizadas, generalmente, por un colectivo Lolita de esa ciudad o región, o por un grupo de lolitas más o menos apañadas con ganas de hacer cosas. Fundamentalmente son un punto de encuentro para los miembros de la comunidad en un ambiente amigable, donde se realizan actividades de ocio, se desayuna/come/merienda (a veces las tres cosas), y se debate, se intercambian ideas, impresiones y opiniones. Similares al estilo de otras reuniones de relativa informalidad (son fiestas, a fin de cuentas), son la ocasión perfecta para que las lolitas de una comunidad se conozcan o estrechen lazos, y para que los nuevos miembros tengan su ocasión de integrarse.

¿Integrarse? ¿Significa que tengo que HABLAR con ellas? De pequeño me daban miedo las muñecas de mi hermana, ¿por qué tengo ahora que interactuar con una?

Hijo mío, lo tuyo va a ser grave. ¡Relájate! En la parte de mi exitosa serie en la que hablaba sobre que la lolita es una mujer fuerte y resuelta, no significa que por ello sean monstruos sin corazón que te vayan a arrancar la cabeza como se te ocurra decir una réplica de Angelic Pretty te parece mejor que el original.
(Sé lo que estás pensando. Y yo que tú no lo intentaría.)

Al ser un anacronismo con patas y petti (ay, me gusta tanto esa palabra. Petti. Peticó. Es tan humorística), la gente tiende a pensar erróneamente que quizá también conservan los modales de épocas pasadas; que si acercas tu indigno ser a ellas y no les rindes pleitesía con el más perfecto de los formalismos y una inclinación de nuca de al menos 45º, te fulminarán con una mirada tan aristocrática que te convertirás en un limpiador de establos. ¡Graso error! Una lolita es una mujer, como cualquier otra mujer. Está cansada de que la gente piense cosas erróneas de ella; así que sé franco, educado y pregunta lo que no sepas: Demuéstrale que no eres parte de la sociedad que no la comprende, sino de la que se esfuerza por comprenderla. Actúa de manera natural, ¡no tiene más secretos!

Bueno Kude, iré a la tea party y haré como dices, aunque te responsabilizo de las bofetadas. Lo que sigo sin saber qué hacer exactamente…

¡Pero si esh una fieshta! Piensa en esa tea party a la que vas a ir como en una reunión más o menos informal de un colectivo amigable, de gente que posiblemente ya se conoce, y a la que sus participantes irán ante todo a pasárselo bien. Ya que vas como acompañante de una de las invitadas, piensa que juegas con ventaja: Con un poco de suerte, tu querida pareja conocerá a alguien de allí, y te presentará a alguna de sus loliamigas (evitando así la incómoda parafernalia de tener que inclinar la cabeza como describí dos párrafos atrás). Aprovecha los conocimientos adquiridos en Matrix y coméntale algo lolitil: Una lolita siempre se sorprende gratamente de alguien aparentemente profano entienda cosillas sobre su mundo. Una palabra amable sobre el color de su conjunto, una genuina exclamación de sorpresa ante la pomposidad de su falda… Esas cosas hacen milagros.

¿Y qué hacer? Aparte de degustar una cantidad ingente de postres, a una tea party se va para entretenerse. Una buena actividad para un acompañante, bastante recomendable en mi opinión dada mi propia experiencia, es aprovechar la ocasión para ejercer de fotógrafo. En toda fiesta se agradece que haya una persona encargada de la bebida, otra de la comida, otra de las actividades… Con las fotos no es una excepción, y esto representa un doble beneficio: para la actividad y para el lolinovio de turno. Practicar fotografía es practicar una habilidad bastante útil, y una tea party puede ser una ocasión especialmente buena para hacerlo, especialmente si no tienes mucha idea sobre cómo integrarte. Muchas lolitas son amantes de las artes y es bastante posible que haya alguna que tenga nociones de fotografía. Sé positivo, ¡cualquier sitio es bueno para aprender! Las cámaras son buenas aliadas para romper el hielo y te sitúan en una posición privilegiada como observador: ¡Aprovéchala para aprender más cosas sobre el lolita! Si tu pareja te ve con una actitud implicada, participando en las actividades, o simplemente interesado en la fiesta, le estarás haciendo un favor a la salud de tu relación. A cualquier cónyuge le gusta que su respectivo se implique en cosas que le gustan, así que adelante. El hielo está roto; cómo proseguir las conversaciones lo dejo a tu elección, pero si todo falla, simplemente sonríe e hínchate a golosinas. Ya lo quemarás, machote.

Y esto es todo por hoy. Gracias por leer, y ¡hasta la próxima entrega!


___________________________

Aún me quedan ganas de escribir: Madre de Dios, qué texto tan largo. Con este capítulo siento que la serie va tocando a su fin; se me acaban los temas y aunque tengo muchas ganas de seguir contando chistosidades, pero no veo la forma de hacerlo sin resultar demasiado obvio o redundante, y creo que ya he sido lo bastante de ambas cosas por ahora. Aunque en líneas generales siempre recomiendo encarecidamente que, como lolinovio, uno se vuelva parte activa e implicada en las cuestiones lolitiles de su media naranja, no es necesario que tengas que participar activamente en todas y cada una de ellas, especialmente si no te apetece. No te obligues a algo que no deseas; tanto tu pareja como tú sabrán dónde está el límite de las cosas que pueden o deben tolerar. Si vas a un sitio con la sensación de ir obligado irás de mal humor, y eso se notará en el desarrollo de todas las actividades. O puedes no implicarte en absoluto, todo depende de las parejas.
(Y yo que decía que iba a dejar de decir obviedades.)

Sólo por puntualizar, aunque asumo que mi lector es un hipotético novio algo confuso en una relación heterosexual, háganse cargo, gayers y lésbians mí@s, de que a mis textos se les puede aplicar el filtro unisex. De igual forma, estos consejillos son extrapolables a cualquier otra actividad propia del Lolita, o que implique la presencia o participación de alguna. Interprétenlos como deseen, añadan y quiten cosas, soy partidario del software y el amor libre.

Por último, aunque me encantaría responder personalmente a todas las personas que me dejan un comentario, lo siento mucho; se me olvida. Intentaré enmendarlo. No tengo perdón, iré al Infierno -Ita de cabeza. 500+ vistas en LITS, qué feliz soooy~

Coming esperoquesoon y esperoquenoseaelúltimo: Capítulo 4 – No tengo ni idea de cómo lo llamaré – Sobre la lolita en la sociedad y el rol de sus parejas.
Aunque es sólo una idea, lo mismo hablo de algo diferente. Tengo varios temas en mente.

1 comentario:

  1. Comento por aquí para dar crédito por vuestros post en la entrada que he hecho en mi blog ^^ (http://sugar-blood.blogspot.com.es/2012_04_01_archive.html)

    ResponderEliminar